Posts Tagged ‘energía’

h1

Descifrando el universo – Las energías

enero 3, 2013

 ¿Qué son las energías del universo de las que tantas veces he hablado? ¿Cómo influyen las energías en todo lo que existe, incluso en mi ser? ¿Cómo puedo hacer uso consciente de las energías y armonizarme con las vibraciones que quiero que me sean afines?

Ha llegado el momento de explicar un tema complejo desde diferentes prismas, la versión científica y metafísica en comunión simbiótica, hacia la síntesis y/o unificación del conocimiento fragmentado del todo, hacia el conocimiento unitario y/u holístico de la realidad.

Iniciemos este viaje de la mano de unos antepasados que antaño habitaron este planeta, unas sociedades primitivas a nuestros ojos, o mucho más avanzadas a la nuestra si se mira desde la correcta perspectiva. Quizá no eran poseedores de mucha tecnología, y sus vidas eran simples, pero hallaron el secreto de la felicidad y la libertad espiritual, algo que hoy en día ha caído en el olvido.

Imaginemos una sociedad arquetípica de las que en el pasado habitaba este planeta. Aquellas que creían en Dioses, energías y construían pirámides. Centrémonos en la idea de la pirámide, concretamente la pirámide truncada. Truncada hasta que un iniciado se colocaba en su vértice superior y entonces este objeto se convertía en un imán de energías terrestres y cósmicas donde el ser humano allí subido era el condensador de todas ellas. Esas civilizaciones habían comprendido el secreto que la máquina más avanzada del universo era la que no tenía partes móviles, las que sólo hacía fluir energía , y este era el secreto de las pirámides. La causa por la que se construían las pirámides. Eran grandes focos de acumulación energética, por su forma/geometría, diseño y medidas. El reflejo de las formas cristalinas a gran escala, y por todos es sabido de la gran resonancia de los cristales como captadores y acumuladores de energía. Inclusive la ciencia puede dar fe de esta realidad sobre los cristales y su composición orientada a transmitir energía. Véase los ejemplos: la fibra óptica, los láseres, las ópticas en general y sus innumerables aplicaciones.

piramide truncada

A partir de esta idea, prosigamos ahora ya entrando en materia, sobre el estudio de la energía, la resonancia, las vibraciones y la realidad del universo desde este punto de vista. Recordad el postulado científico E = m*c^2, donde todo en el universo obedece a esta máxima, donde tanto M como C son variables en función de la masa y la longitud de onda de la energía que tratemos, catalogadas por dimensiones, desde la física donde C = 3*10^9 m/s, la dimensiones no físicas  donde C es proporcional pero en otra octava (pensar en la escala musical para visualizar la idea y sus múltiples agrupaciones de notas por frecuencias) a la anterior en múltiples planos, y así sucesivamente en las dimensiones astral, mental, y espiritual. Se resumirá a dimensiones 5  el estudio. Son más, técnicamente infinitas solapadas en subdivisiones en un plano y múltiples planos y solapando infinitos universos (el multiverso) (infinito^3 expresado en lenguaje matemático simple), pero funcionan  de forma bastante parecida, solo que a diferentes frecuencias.

Desmenucemos las energías por su foco de origen y sus manifestaciones sobre el mundo en las grandes energías cósmicas, las energías solares, energías terrestres (planetas) y energías de los mundos mineral, vegetal y animal, y por último las energías humanas a diferentes frecuencias. Recordad que todo funciona igual y cuando hable de propiedades de unas energías, todas las categorías disponen de la suma de todas ellas en las diferentes dimensiones.

Las energías cósmicas son oleadas de vibraciones que viajan por el universo. Son las más puras y de mayor frecuencia, debido a que se originan en la fuente, la singularidad inicial. La ciencia puede contrastar este hecho en las emanaciones provenientes de los conocidos como agujeros negros supermasivos del centro de las galaxias. Aun así, el centro de la galaxia, sólo retransmite a través del logos galáctico, las emanaciones del logos universal. A esa radiación el ser humano le llama, radiación de Hawkins en “honor” a su descubridor.

Un pequeño inciso: Una soberbia a la que el ser humano nos tiene acostumbrados ya, poner nombres a sucesos que en el universo hace mucho que existen, como si fueran de la propiedad de alguien. Si fueran propiedad de alguien, me veo en obligación de explicar, que pertenecen a su creador. Y si lo han descubierto, ha sido la voluntad del universo que los ha guiado a hacerlo y un trabajo en equipo. La creencia de alguien importante como individualidad en un sistema cooperativo/simbiótico como en el que nos hallamos, es la culpable de todos los males que estamos padeciendo desde guerras, subyugación, crisis, hambres, destrucción y un largo etcétera.  Pensarlo de otra forma, que alguien descubra algo, depende del planeta, del sol, de la galaxia, de los árboles y el O-2, de los animales y plantas que ha ingerido hasta ese momento, de las relaciones y personas que se han cruzado en su vida, el destino (la causalidad) y muchísimas otras variables … Y esta idea o máxima se puede aplicar a todo. Es fácil alimentar un ego con vanidad y de ahí las diferencias entre seres y el inicio de la destrucción, la creencia que alguien es mejor que otro, creyendo en la individualidad, camino del fracaso total es. Nihili est qui nihil amat. Meditar y comprender las líneas en cursiva y la explicación que ofrecen para toda la historia de la humanidad a través de las causas.

Sigamos…, estas energías de diferentes frecuencias solapadas cuánticamente son las responsables de las diferentes evoluciones y transmutaciones del mundo físico. La voluntad del universo a través de su lenguaje universal.

Las energías solares, a parte de las ya conocidas, como el fotón (onda-partícula) o mejor dicho, vibración. Y las conocidas como radiación en diferentes espectros de onda, alpha,  beta y gamma. Tenemos algunas otras que se están descubriendo y son denominadas neutrinos, y muchas otras que existen y están por descubrir. Simplificando, infinitas emanaciones a diferentes longitudes de onda con mensajes codificados.

radio

Imaginad una radio convencional pero de altísima frecuencia para comprender las energías cósmicas. Hay una onda portadora y una onda mensajera, así de simple y de complejo según el conocimiento de cada ser sobre el mundo de la electrónica y electrotecnia. Ahora entremos en el detalle sobre el logos solar y su funcionamiento. Imaginad un sistema parecido a Internet sin cables (wireless y/o Wifi). Un Host envía una señal y su destinatario es un ser humano (por poner un ejemplo comprensible) que habita en el planeta Tierra. (Recordad el ejemplo inicial de la pirámide). Ese host es el logos universal, el mensaje se enrruta/encapsula/destina hacia el Sol, que hace de router hacia la Tierra. La tierra retransmite el broadcast hasta que llega a la antena de ese ser con el mensaje codificado, al ser consciente de esta realidad lo siente y lo ejecuta. Y así en paralelo, consciente o inconsciente funciona todo en el universo, a diferentes planos, existencias y seres. Si no os sentís cómodos con el lenguaje informático, el logos universal envía un paquete de mensajería (tpc/ip universal) que pasa por muchas delegaciones de correos hasta que llega al destinatario. Muchas veces el paquete no llega en el mismo estado puro que fue emanado, llega con golpes, desperfectos y otras corrupciones. Meditad sobre esta idea y sobre porque el paquete se puede degradar en función a los postulados cuánticos de spines y envió de información a través de la sincronización de ellos, la física cuántica del siglo XXI ya comprende porque esto ocurre.

tcp-ip

Las energías terrestres, a diferentes escalas. Los minerales reciben la influencia de las energías anteriormente descritas y las retransmiten. El agua y sus ciclos ídem. Los fósiles y vegetales, cada uno con sus frecuencias afines y sus recuerdos almacenados, por igual. Los animales y todo lo que existe en el universo es una antena receptora y emisora de ondas, y ahora llegamos al punto interesante.

El ser humano funciona igual a todo lo anteriormente descrito. Está en constante influencia de todas las energías de su alrededor, una radio que recibe y emite señales continuamente. Desde las cósmicas, si es capaz de percibirlas, las solares, planetarias, las memorias de los objetos que está en contacto y las de otras personas con las que interactúa.

chakras

Hablo de auras en metafísica y campos energéticos en el terreno físico, espectros de onda que al inicio dije que clasificaría en 5, físicas, etéreas, astrales, mentales y espirituales. Habréis podido observar que dije que había más, y son de las que he hablado en las líneas anteriores, de forma extremadamente superficial. Ahora centrémonos en estas 5, que son las que realmente quiero detallar  en mayor profundidad.

El ser humano dispone de varios planos vibracionales solapados. Cómo afectan y cómo interactúan entre ellos y el entorno, es la clave para comprender las preguntas existenciales que todos alguna vez nos hemos planteado.

El cuerpo físico con las vibraciones inferiores o más densas, que la mente nos hace ver como sólido. Está intrínsecamente relacionado con su complementario o cuerpo etéreo. En conjunción ambos componen la materia que nuestros ojos ven. No solamente en animales orgánicos, sino en todo lo que existe en el universo en el espectro visible.

La dimensión etérea se puede apreciar si nos concentramos y vemos un halo de energía, tal cual un gas o una onda de calor que emana de todas las cosas del universo, un interesante ejercicio para abrir la mente hacia los siguientes campos de consciencia.

Como ya he dicho estos cuerpos están entrelazados a las emociones, el plano astral y los pensamientos, el plano mental. Sin olvidar que todos los cuerpos reciben influencias por semejanza y resonancia a otras vibraciones que le son afines.

Centrémonos en esta idea a través del plano astral, sin olvidar el concepto que en los demás funciona igual. Imaginad que entramos en un tanatorio, un lugar donde todo el mundo vibra en una sensación de tristeza por haber perdido a un ser querido. Al entrar, nos invade, en función de nuestra capacidad de sentir(empatía), este sentimiento de tristeza. Entremos ahora en una fiesta, una celebración donde todo el mundo se lo está pasando bien, nos invadirá una sensación de alegría y bienestar. Por último, imaginad que entramos en un templo budista, donde todos los monjes y la estancia vibran en paz y armonía. Automáticamente nos sentiremos acogidos por dicha sensación. Con estos ejemplos quiero poner luz a la realidad no visible de las vibraciones. En función de las ondas a las que nuestra radio interna esté acostumbrada a vibrar, esas nos atraerán o serán afines. Si somos fácilmente irritables,  celosos,  envidiosos, resonaremos en esas vibraciones y las emanaremos hacia el exterior. Recordad, todo lo que emanamos (sembramos), inevitablemente recibiremos por igual (cosecharemos). He aquí un gran secreto desvelado (un poco de luz sobre el funcionamiento del Karma, que se puede extrapolar a acciones/sentimientos/pensamientos). Por último en este plano, vale la pena decir, que en función de nuestra evolución, seremos afines a unas ondas u otras. Meditar sobre estas ideas antes de dar el salto a los siguientes planos, porque se va complicando.

Llegamos al plano mental. Cada pensamiento es un decreto. Todo lo que pensamos, volverá hacia nosotros. Si tenemos pensamientos egoístas, de subyugación, envidia, recelo, posesión, y un largo etcétera, estaremos influenciados por esas resonancias exteriores y a la par enviaremos estas ondas hacia el mundo exterior. Y como ya he dicho con anterioridad, volverá hacia nosotros. Muchas veces la gente se pregunta, porque si el cuerpo humano es una máquina perfecta, enferma. Sorprendería a muchos saber que todas las dolencias físicas son causadas por desajustes espirituales, mentales, astrales y/o físicos. Puede ser por hechos, sentimientos y/o pensamientos ejecutados en esta vida o en otras vidas, todo ello entrelazado. Todo vuelve, es ley.

Se ve claramente en este ejemplo: si ingiero alcohol en exceso, el hígado se degrada. Pero la causa culpable de que el hígado se degrade, no es la ingesta de alcohol. El razonamiento de las causas nos daría la siguiente conclusión:

Se ingiere alcohol en exceso porque la voluntad lo quiere o necesita (espiritual), se incumple la ley de equilibrio (abuso y vicio), el plano mental necesita evadirse de la realidad porque no está en equilibrio (pensamiento pesimista), el plano astral acompaña la voluntad con el sentimiento de que con el alcohol no sufriré (falsa sensación de bienestar) y el cuerpo físico simplemente se entretiene bebiendo (perder el tiempo físico y degradar el templo corporal). El hígado se resiente por la suma de causas, sería la conclusión, bajo la ley causal de recoger lo que se cosecha. Soy consciente de la simplicidad del ejemplo, la realidad es mucho más compleja y entrelazada cuánticamente con tiempos/espacios/situaciones/dharmas/caminos/…, pero puede servir para intuir hacia donde se proyecta la sombra de los tiros. Meditar sobre estas ideas antes de ir al plano espiritual.

Los 7 Cuerpos del ser

Recordad que dije, que todas estas líneas son una extrema simplificación a la realidad. Una pequeña apertura de luz, hacia un mundo extenso y muy misterioso. En cuanto al plano espiritual, es del que más se habla en canciones, religiones, esoterismo, ciencias ocultas, etc. y del que menos se conoce. No va a ser aquí donde dé una explicación a esta dimensión, porque le estaría faltando al respeto al conocimiento, me harían falta 100 páginas para definir un 1% de esas exquisitas dimensiones de refinamiento absoluto del universo sobre las vibraciones que están a un nivel incomprensible para cualquier mente sin haber sido tocada o bendecida por la luz. Al fin y al cabo, todos somos espíritus encarnados, apresados por muchos grilletes que esperan algún día despertar en el mundo de las formas, con su verdadera esencia de luz.

En esas dimensiones, ya no existen las sombras, la dualidad, ni egos absurdos, dolores, sufrimientos, etc… únicamente paz, amor, libertad total, felicidad extrema, comprensión e iluminación, voluntad bien orientada, igualdad, equilibrio, gozo, serenidad, respeto, claridad, eficiencia extrema, perfección, refinamiento, etc.

Sin olvidar que incluso los espíritus han de aprender todo lo que he descrito con anterioridad y por eso se encarnan en muchos ciclos y distintos vehículos físicos, astrales y mentales, para retornar a la fuente, de donde todos algún día fuimos emanados, como una vibración espiritual, que se densificó, para poder existir en el físico y aprender a base de la experiencia, y volver a casa, retornar a la esencia primera que nos emanó. En ciencia, este concepto se le conoce como retroalimentación continua.

Y con esto y un mensaje de amor para que la luz interior venza las tinieblas de vuestro ser, me despido. Y no olvidéis, dudar de todo lo aquí escrito, pero estar preparados para recibir la experiencia ahora que sois conscientes que otra realidad es posible. Desde vuestro interior, ya se está trabajando para que comprendáis por vosotros mismos, estas líneas. Res, non verba!

energías

h1

Descifrando el universo: El equilibrio

diciembre 4, 2012

¿Qué es el equilibrio? ¿Cómo podemos ver sus efectos en el mundo micro-cósmico y en el macrocosmos? ¿Cómo podemos conseguir el equilibrio en nuestro ser? ¿Cómo podemos explicar a otros seres la perfección de la vibración en equilibrio, como una máxima de forma de vida en armonía con todo?

Iniciemos el sendero de la comprensión del equilibrio de una forma distinta a los otros artículos, o bastante parecida. Esta vez el cuento con el que inicio estos últimos escritos viene de la mano de la RAE (Real Academia Española) y su iluminadora definición del término equilibrio. Cito textualmente sus 6 versiones de la definición, y trabajaremos con cada una de ellas, en el método conocido como ingeniería inversa:

equilibrio

(equilibrio natural)

“1. Estado de un cuerpo cuando fuerzas encontradas que obran en él se compensan destruyéndose mutuamente.” RAE

Perfecto, si todas las fuerzas se destruyen, o como espero que quisieran decir, se contrarrestan, tenemos un objeto en equilibrio.  Si esto fuera así, ¿cómo se contrarrestan todas las fuerzas del universo en un constante movimiento cuántico en un sistema que fluye en espiral multidimensional sustentado por fuerzas interactuando constantemente sobre el objeto?. O simplificando, según su definición, el equilibrio se consigue cuando se para el tiempo a nivel cuántico y ninguna vibración de los que está compuesto el objeto se mueve, es decir nunca se consigue el equilibrio…

“2.  Situación de un cuerpo que, a pesar de tener poca base de sustentación, se mantiene sin caerse.” RAE

Genial. Aquí nos definen el equilibrio como un trapecista pasando por un cable colgado del extremo A – B sin caerse. Es decir el equilibrio es dejar un objeto físico en un sitio sin caerse. Entonces la tierra se mantiene en órbita constante equilibrada porque tiene una pequeña superficie que la sustenta durante su recorrido.  Siempre sospeché que había alguien que la cargaba a sus espaldas mientras recorría un cable circular/elíptico alrededor del Sol.

“ 3.  Peso que es igual a otro y lo contrarresta.” RAE

Bueno, leyes de Newton. Va progresando el nivel de profundidad de la RAE. Es decir, bajo esta definición, me sentiré en equilibrio si sostengo a una mujer en brazos porque la fuerza normal de la Tierra podrá contrarrestar nuestros pesos. Me siento aliviado, sabiendo que así alcanzaré el equilibrio, espero que ese día haya comido ligero porque si no el equilibrio me durará poco.

“ 4. Contrapeso, contrarresto, armonía entre cosas diversas.” RAE

Armonía. Por fin encuentro una palabra afín al ideal puro de la vibración del equilibrio total. Contrarresto, deja ver entre líneas la máxima causal de acción, reacción. Empiezo a ver una definición con algo de sentido.

“ 5. Ecuanimidad, mesura, sensatez en los actos y juicios.” RAE

Palabras muy interesantes que podrían ir ligadas al equilibrio, sino fuera porque me falta algo, quizá el ingrediente más importante. ¿Sensatez en base a qué? ¿Mesura en base a qué sistema de medidas? Y por último y la más graciosa en esta sociedad, juicio? ¿En base a qué leyes, las humanas? ¿Las leyes hechas por el hombre para subyugar a muchos en nombre de patrias, empresas y/o sentimientos de poder?

“ 6.  Actos de contemporización, prudencia o astucia, encaminados a sostener una situación, actitud, opinión, etc., insegura o dificultosa.” RAE

Prefiero no opinar sobre esta última, simplemente creo que querían decir algo como fluir como el agua en un rio, pero se les ha ido la única neurona que les quedaba al escribir las otras 5 … (No toméis este comentario como irrespetuoso, sino como una burla justificada al lenguaje, hacia la comprensión de la deficiencia de las palabras versus las ideas puras y/o conceptos vibracionales (el lenguaje del universo)).

fuego

(Incluso las palabras se  vuelven vibraciones puras cuando el fuego* las transmuta. *El fuego representa el espíritu)

Todo esto que acabáis de leer, me sirve para explicar que el lenguaje no puede expresar con certeza algo que no se puede definir. El ideal de equilibrio, como los ideales de amor, paz, felicidad son vibraciones que sólo  se pueden comprender experimentándolas, y luego el deficiente lenguaje mental, aun así, se verá incapaz de dar una explicación racional comprensible.

De todas formas, muy a mi pesar, sé de antemano que no podré haceros llegar la definición a vuestras mentes, pero espero que consiga entrar en vuestros corazones, lugar donde se comprenden estas ideas puras. La razón por la cual digo esto, es porque la mente trabaja en un mundo de sombras (hasta que no llega al estado de iluminación), mientras el corazón conoce el lenguaje de la luz-unidad innato en él.

El equilibrio es un estado vibracional tanto a nivel micro cósmico (en un mineral, en una célula, en un ser vivo, desde una planta, un animal, un ser humano) como a nivel macro cósmico (recordad que el universo es un ente vivo, un ecosistema, un planeta, un sistema planetario, una galaxia, un sistema de galaxias) que equilibra en todos los sentidos la fuerza de la creación en la yuxtaposición. Hablo de amor-justicia, la ley polar (+ y -), ying-yang , en sus infinitos nombres bajo la ley Causal y Polar a diferentes escalas y planos interconectados.

Entremos a comprender la definición en algunas manifestaciones a través de los efectos, comprendiendo las diferentes causas, para llegar a la comprensión de la definición general. Sin olvidar que todo funciona igual, sólo que a diferentes escalas de la realidad.

La materia, es decir la energía de la dimensión densa, si no fuera estable, sería radioactiva, se autodestruiría en función del tiempo. Matizando, realmente no se destruye, únicamente transmutaría parte de su masa a energías de otras frecuencias y realmente tampoco está estable al 100% porque se intercambian energías (caos-orden), a modo de ejemplo, el calor, la energía mecánica, degradación y muchas otras. Aun así está en un estado de equilibrio aceptable, pero la conclusión final sería que no existe nada en equilibrio a pequeña escala, salvo la singularidad que sostiene las capas de la realidad en equilibrio y su sistema vectorial de matemática geométrica universal.

matemáticas universales

(Breve resumen de las matemáticas universales desveladas)

Las células, mantienen un relativo equilibrio a través de la alimentación aeróbica, orgánica y etérea (precipitación del cuerpo doble etéreo) y los desechos que expulsan. Aun así están compuestas de material que no se haya en equilibrio, ergo, tampoco existe un equilibrio perfecto a esta escala, salvo que pensemos en la perfección a través de la ley causal (como el caos necesario para que exista el justo orden).

En otras realidades/escalas del mundo físico, todo funciona igual a lo anterior por la ley de semejanza. Pero resumiendo, la dimensión densa y/o el mundo material por separado nada se haya en equilibrio. Sólo al estudiar cada una de las piezas como una parte de un todo, como un conjunto de electrones en un gran átomo central, el cual se haya en un equilibrio simbiótico total. Un sistema interconectado tan sólo haya el equilibrio cuando se observa al sistema como una unidad.

Así podemos comprender el majestuoso equilibrio de la naturaleza, de los sistemas solares, de las galaxias e incluso de un ser humano. Estudiando todo en conjunto, donde cada parte sólo dispone de un equilibrio parcial, el equilibrio absoluto se haya en la suma de todo, en la armonía del sistema.

¿Quién se encarga de dicha tarea tan abrumadora? En el cuerpo humano, el cerebro-corazón (la consciencia para ser más exactos) de forma automática actúa de elemento equilibrador en el microcosmos de un ser y a gran escala, un cerebro-corazón cósmico que tiene más nombres que estrellas existen en el universo (Dios, padre-madre, archimag@, alquimista, arquitect@, creador@, luz, divinidad, energía inicial, la inteligencia, primera causa, el eterno, ENS, Demiurgo, la fuente, la vida, el continuo, singularidad, logos cósmico…). Bajo la ley de semejanza, como es abajo, es arriba. Es fácil llegar a esta tautología, y más fácil aún es perderse por las sombras y no llegar, forma parte del juego.

toroide espiritual

(Toroide espiritual, evolución de un ser)

Repasemos por donde vamos:

  • Tenemos una definición de equilibrio no comprensible por la mente.
  • La comprensión que el equilibrio existe en un sistema global, nunca por partes.
  • Quien se encarga de hacer la tarea de equilibrar a diferentes escalas, la consciencia.

Ahora bien, nos falta lo más importante, ¿qué hay que equilibrar?

Hablemos de fuerzas y un poco del brebaje alquímico del universo. En anteriores artículos he hablado de las cuerdas o vibraciones, de la geometría universal y las innombrables fuerzas que componen el universo.

http://descifrandoeluniverso.es/2012/05/01/descifrando-el-universo-la-geometria-sagrada-o-universal/

http://descifrandoeluniverso.es/2012/03/30/descifrando-el-universo-en-el-s-xxi-la-verdad-oculta-a-la-luz-i/

http://descifrandoeluniverso.es/2012/02/20/descifrando-el-universo-en-el-siglo-xxi-el-individuo-la-luz-y-la-oscuridad/

Recomiendo una lectura de algunos de ellos, porque aquí no entraré en ningún detalle. Simplificando la idea, para equilibrar se tiene que generar un desequilibrio. Aquí es donde entra la ley polar. Antes del Big Bang, este universo no existía como tal, era un mar tranquilo en pleno equilibrio, energía libre, sin ninguna codificación, infinita por definición, como un lago en una noche oscura. Cuando se rompió la paz a través de una o varias , explosiones, se creó todo el universo Dual (las dimensiones física, etérea, astral, mental y espiritual con sus múltiples subdivisiones), con dos fuerzas enfrentadas (complementarias) y entremezcladas hasta cierta dimensión. Gravedad – electromagnetismo. Altruismo-egoísmo, día –noche e infinitas posibilidades duales.

El equilibrio es básicamente el equilibrio de las fuerzas duales. A gran escala, la ley causal, el Dharma, la justicia universal y la ley de amor se encargan de equilibrar el universo y hacer que todo ocurra bajo la voluntad del sistema. Para comprender esta idea a gran escala, debemos comprender el microcosmos o el universo que cada uno de nosotros somos.

El equilibrio de un ser es comprender todo lo que he dejado esparcido a lo largo de estas líneas como forma de vida. Comprender la simbiosis con el sistema, el respeto por todo lo que en él habita. Vivir bajo una noble vida, con unos nobles propósitos, un justo temperamento de las emociones, alcanzar la paz interior, respetar todas las libertades, vivir sin miedos. Moverse por las leyes de dar y compartir. Ser una singularidad que se mueve en un mar de cuerdas en onda con el sistema. No abusar de nada, y tampoco estarse de nada en pleno equilibrio y comprendiendo la máxima de que la causalidad te retornará lo que siembras. Aprender a sembrar, ser paciente y ni siquiera esperar la cosecha, seguir sembrando porque se tiene que equilibrar mucho, porque otros hermanos son carentes de esta idea y siembran mucha destrucción.  Ser tolerante, esforzarse por mejorar cada día, y mediante estas ideas, algún día sabrás que has logrado vibrar en equilibrio. Y si alguien te pregunta que es el equilibrio, simplemente podrás dar  las herramientas para que otro lo alcance, pero nunca definirlo, porque nunca existirán palabras que puedan hacerlo. Recuerda estas líneas … llegado el momento  lo comprenderás.

despertar

(Hacia el despertar…)

Con amor, desde el universo.

h1

Descifrando el universo: La libertad total

noviembre 22, 2012

¿Qué es realmente la libertad? ¿Cuál es la realidad del libre albedrío y su sombra de libertad? ¿Cuáles son los diferentes puntos en los que nos hemos de fijar, si tan noble objetivo queremos llevar a cabo en nuestra vida?

Si estáis leyendo esto, es porque queréis y estáis preparados para hacerlo. No es un texto simple ni fácil de comprender, pero valdrá la pena leerlo, y que cada uno saque sus conclusiones de lo aquí expuesto.

Iniciemos el artículo con un relato, a muchos iniciados les resultará familiar, y a los que no, siempre hay una primera vez para todo …

Había una vez un ser que se preguntó cuáles son los secretos de la vida. A raíz de esa pregunta inició un viaje sin distancia, sin camino, sin lugares que visitar. Inició un viaje a los lugares más profundos de su ser, hacía la comprensión de su microcosmos. Cada paso de andaba, cada descubrimiento que hacía chocaba con todo lo que sabía del mundo. Cada meditación que tenía se topaba con un grillete que debía romper. Cada vez los grilletes eran más resistentes, pero él sabía que nada era imposible y que era un verdadero valiente al iniciar tan desconcertante e incierto viaje. Por el camino se encontró a seres que le explicaban su visión de la vida, sus creencias. Él las estudiaba, pero sabía que siempre había algo más. Poco a poco sus creencias y vivencias de la vida se desmoronaban cual edificio ante un terremoto. Poco a poco, fruto de escarbar en su yo interior, fue descubriendo las esencias de las cosas. Se adentró en un mundo sin tiempo, sin espacio, un mundo de energía y luz. Lentamente  comprendió que hasta ese momento había sido un esclavo de tantos falsos reyes, falsos Dioses y profetas, que decidió volver y contar la historia a quien la supiera escuchar. Llegó a comprender, entre muchos otros, el secreto de la libertad total .

Empecemos con una definición de libertad algo diferente a las que podemos hallar en los diccionarios. Para empezar seamos conscientes que el lenguaje es un sistema de comunicación muy limitado que no se encuentra capacitado para transmitir una idea de la forma correcta. Nos encontramos ante un maya (demonio interior/enigma) que debemos sortear/comprender, el primer grillete, las múltiples interpretaciones de lo que voy a escribir, el primer candado a vencer. Abrir la mente, porque explicar una vibración con palabras es como observar un cuadro de un gran pintor sin estudios de bellas artes, posiblemente un caos.

La libertad es un estado de consciencia, donde no existen límites, ni sociales, ni culturales, ni personales. No existen muros ni internos ni externos. Te hayas en un estado de paz total, sin karmas, en armonía con el micro y macrocosmos. Estás en el punto en el cual se han comprendido bajo una sabiduría iluminada las leyes universales, te has reencontrado con tu ser interno y vibras en la máxima del amor. Has recorrido un larguísimo camino que te ha dejado  muchas heridas, pero todas se han ido sanando mediante la comprensión que todo ocurrió para tu aprendizaje. Has logrado liberarte incluso de la muerte, la has vencido. Con eso no quiero decir que eres inmortal, estás por encima de ello, comprendes el sentido de la muerte. Has vencido todos los temores y miedos, lograste comprender la eternidad. Has vuelto a casa, de donde un día saliste con la finalidad de aprender y orgulloso retornas al punto de partida para encontrarte con tus padres y decirles, lo he logrado. Esta sensación es la libertad total del ser.

Antes de seguir quiero explicar una diferencia sustancial que la gente da por sentada como iguales, cuando realmente son bastante diferentes. No es lo mismo ser, que estar. De la misma forma que Libertad vs libre albedrío. No son el mismo concepto. La diferencia principal es que realmente el libre albedrío se trata de unas posibilidades conmensuradas de actuación en la vida de cada uno, como un camino probabilístico acotado a la situación actual y un umbral de posibles caminos de actuación en el presente y el futuro. Pero no es la verdadera libertad, porque hay condicionantes, hay límites y muros. Es otro grillete puesto ante vuestros ojos para que os creáis libres.

Hay una expresión muy de mi agrado que dice: la mejor forma esclavizar a alguien es hacerle creer a libre y que toma sus propias decisiones . Si meditáis esta frase, os daréis cuenta que no sois libres, estáis sujetos a los grilletes de la sociedad (convencionalismos y el dinero) y la educación que habéis tenido, entre mucho otros, que os hacen ser esclavos del sistema.

Sigamos ahora hacia la libertad que intento transmitir desde otra perspectiva. La libertad desde los diferentes cuerpos o enfoques.

La libertad física sería estar por encima de toda posesión innecesaria. Estar en armonía con tu cuerpo, sentirte bello por encima de las formas. Estar a gusto con tu traje de carne, piel y huesos. Hacia el exterior, sería sentirte alineado con todo lo que te rodea, poseedor de la capacidad de admirar y fluir como si de agua por el mundo se tratara,  sintiéndote como un río, que por muchas dificultades que el agua se encuentre por su camino siempre llega a su destino marcado, el retorno al mar de donde salió, en un ciclo sin fin.

La libertad astral o de sentimientos sería sentirte lleno, feliz y sin ataduras de ningún tipo, ni siquiera en el mundo afectivo. Saber que el amor de tu pareja es libre, hacia una consciencia diferente donde puedes estar en pareja, sabiendo que no la quieres poseer, pues has comprendido la libertad y sabes que aprenderéis mucho durante el tiempo que se os ha concedido para estar juntos. En las relaciones de amistad y compañerismo has asumido la libertad como máxima y sabes que si ellos quieren quedar, aquí estás, pero no dependes de ellos, ni de nadie, ni de nada, eres libre. En cuanto a tus emociones internas, eres libre de ellas, no te sientes atormentado, ni triste por nada, has asumido una paz interior difícil de explicar que te hace comprender todo desde una perspectiva más allá de lo que ocurre en un momento.

La libertad mental o de pensamiento está presente en todos tus actos y pensamientos. Siempre vibras en armonía y nada te perturba. Vives en un mundo sin límites, donde todo es posible, y eres capaz de hacer materiales tus sueños y anhelos, no porque sean complejos y te has marcado metas imposibles, sino porque no buscas nada en la vida, sólo vivirla como un ave que vuela de aquí y allí sin ninguna atadura, con el objetivo de  aprender y superarte. No tienes que preocuparte ni por gastos, hipotecas ni temas mundanos sociales, porque eres un espíritu encarnado, no un cuerpo con un espíritu apresado. Sabes que tú das al universo lo mejor de ti, y él te recompensa diariamente, por la ley de la gracia y servidumbre universal. Tu mente rebosa de sabiduría espiritual, eres un ser de luz en un mundo de sombras, un hombre que ha salido de la caverna y sabes que te encuentras en ella para intentar explicar lo que tú sabes a quienes quieren oírlo, eres libre, tu mente rebosa felicidad de la satisfacción de ser útil y vivir como lo hace un sol a gran escala. Dando y emanando energía sin pedir nada a cambio.

Por último la libertad espiritual. Eres un espíritu manifestado en el físico. Una energía etérea con vehículos de oro en todos sus cuerpos inferiores. Hablas el lenguaje del universo, transmites la palabra de la creación. Eres un maestro en tierra, de aquellos que solamente se nombran en los cuentos y en las mitologías. Eres lo que realmente eres, te has hallado, en lo más profundo de tu naturaleza, simplemente eres un YO SOY.

Meditar estas líneas con mucho detenimiento y releerlo las veces que haga falta, que vuestra mente halle la luz necesaria para la comprensión de este texto y que mi pequeño grano de arena logre llenar un desierto de tierras fértiles para la siembra de libres pensadores y hacer florecer el jardín más bonito que jamás allá existido sobre la faz de la tierra. Con amor, desde el interior de vuestros corazones, así me despido: hasta pronto!

h1

Descifrando el universo: La felicidad

noviembre 6, 2012

¿Qué es y cómo se logra la felicidad? ¿Qué diferencias hay entre la felicidad instantánea y/o momentánea (el éxtasis) y la felicidad continua y/o permanente (el gozo)? ¿Dónde se halla, cómo encontrarla y cómo mantenerla en un estado de consciencia constante y librarnos del Karma y/o sufrimiento (alcanzar el nirvana)?

Empecemos la travesía que más piedras y tropiezos ha supuesto para la humanidad y que la ha modelado hasta ser como actualmente es, un ente social en un estado evolutivo que ha perdido el rumbo. Un rebaño de ovejas que se han dejado guiar por lobos que los están conduciendo al matadero. Como toda buena historia, iniciemos el relato con un interesante cuento con moraleja final:

Al principio de los tiempos se reunieron varios demonios para hacer una travesura. Uno propuso:

-Tendríamos que robar algo a los hombres. El problema es: ¿qué les robamos?.

Tras pensarlo mucho, uno dijo:

-¡Ya lo sé! Les robaremos la felicidad. Pero el problema está en dónde esconderla para que no la puedan recuperar….

Uno opinó:

- Podríamos esconderla en la cumbre de la montaña más alta.

Pero inmediatamente, otro replicó:

- ¡No! Recuerda que tienen fuerza. Alguna vez alguien puede subir y encontrarla. Si uno la encuentra, enseguida todos sabrán dónde está….

Inmediatamente otro propuso:- Vamos a esconderla en el fondo del mar….

Pero acto seguido le replicaron:

- ¡No! Recuerda que son curiosos. Alguna vez alguien llegará a construir un aparato para poder bajar y la podrá encontrar….

Y otro dijo.

- Escondámosla en un planeta bien alejado de la Tierra.

Y le respondieron todos:- ¡No! Recuerda que son inteligentes, y cualquier día habrá alguien que construirá una nave que pueda viajar y descubrirla. Y entonces, todos tendrán la felicidad…

El último de ellos era un demonio que hasta aquel momento había estado callado escuchando atentamente cada una de las propuestas. Tras hacer un análisis de cada una, propuso:

- Creo saber dónde ponerla para que realmente nadie nunca la encuentre.

Los demás, sorprendidos, le dijeron a coro:

- ¿Dónde?.

El demonio respondió:

- La esconderemos dentro de ellos mismos. Estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán.

Todos reconocieron que tenía razón y estuvieron de acuerdo. Y, desde entonces, así ha sido: el hombre se pasa la vida buscando la felicidad por todas partes sin darse cuenta que la lleva escondida dentro de sí mismo.

Sin olvidar el relato, entremos en materia. Como se deja entrever en el relato, parece ser que la felicidad se haya en el interior de cada ser. Es lógico pensar que algo que no se puede palpar, sólo sentir sus efectos, no pertenece al mundo de las físicas. Podríamos definir la felicidad como una energía vibracional que pertenece a otra dimensión con reflejo en el mundo físico. Para comprender más fácilmente esta idea, pensemos ahora en la gravedad. Se trata de una fuerza que nos atrae inevitablemente hacia el centro de masas (Imaginemos el planeta). Ahora bien, nadie la puede tocar, ni oler, ni escuchar. Solamente somos capaces de percibir sus efectos, y parece ser algo de conocimiento innato. Si salto por la ventana, caeré al suelo. De la misma forma un pájaro no abandona el nido hasta que sus alas le permitan, al menos planear con una eficiencia necesaria para no acabar estrellando su cuerpo físico contra el suelo. De la misma forma parece comportarse la felicidad.

Un recién nacido, siempre está feliz y sonriente mientras no se altere su microcosmos y/o se le coarte la libertad y se satisfagan todas sus necesidades en los diferentes planos, físico (comida), astral (ternura y amor), mental (algo con lo que estar entretenido) y espiritual (sin entrar en detalles de lo que ocurre en este nivel de existencia cuando somos pequeños, porque me llevaría un artículo explicar el significado del niñ@ interno-eterno que todos llevamos dentro).  Bastante se han resumido las necesidad es de los otros planos, pues todos están interconectados y de niños, quien gobierna la consciencia es el plano espiritual, pues la personalidad física aún no está definida, si bien ya se aprecian rastros característicos de los influjos energéticos.

Vayamos a comprender las causas de la felicidad de este niño, o de la falta de felicidad cuando este haya “evolucionado” hacia la edad adulta. El adulto ya no experimenta ese estado de gozo o felicidad por muchísimas razones, principalmente en cada individuo su camino le ha dejado muchas cicatrices de guerra por la senda de la vida que han mermado sus energías y lo han sumido en el estado actual en el que se encuentra.

A saber, desde traumas infantiles/adolescentes hasta experiencias que no ha sabido comprender el porqué, y las ha interiorizado como hechos nefastos en su vida. El Karma acumulado a lo largo de sus existencias y su deuda contraída con la ley universal le han dado muchas hostias hacia su reeducación y su síntesis con el todo. La responsabilidad de llevar una vida adulta llena de compromisos, trabajos, facturas, deudas hipotecarias y un largo etcétera de situaciones/posibilidades. Podría ser también que no esté acorde con la vida que está viviendo, ya sea porque no encuentra su sitio y/o ha perdido el guión que se escribió antes de nacer, y todo esto le crea ansiedad, depresión, vicios y le lleva al mundo de las drogas, el juego, la lujuria sexual, la dominación, etc…  Muchas causas, que desembocan en el mismo delta, la infelicidad y la forma de buscar placeres temporales (éxtasis) para suplir su estado de depresión continuada mediante substancias alteradoras de conciencia y/u otros placeres pasajeros…

Explicado el mundo de las causas y los efectos que a modo de una idea general influyen en el estado anímico de un ser, vamos a ver cómo se puede reencontrar la felicidad interior.  Lo primero y primordial, es saber qué se está buscando. Porque si no, es como buscar una aguja en un pajar, una tarea que nos volvería locos. Lo segundo y muy importante, es saber que la felicidad no es una finalidad, sólo es una herramienta para una finalidad mayor, como todo en la vida. Otro  camino más que hay que andar, para reencontrar el sentido a la existencia. Una luz, en un mundo de sombras que te iluminará el resto de tu vida, como hace el sol diariamente y permitirá iluminar las vidas de los demás, hacia una mayor armonía en el mundo físico.

Explicado esto, la felicidad es simple y a la vez extremadamente compleja de explicar, pues es algo que se ha de sentir. Pero en palabras, se podría definir como vivir una vida en paz y armonía, sin excesos (equilibrio), respetando, aprendiendo y comprendiendo que todo ocurre por una buena razón, sin juicios ni prejuicios, sin Diógenes material y/o cualquier tipo de abuso, dedicar tiempo para uno mismo, conocerse y meditar sobre los temas que nos interesan. Intentar comprender y subsanar las heridas del pasado, e intentar llevar una vida plena en todos los niveles y/o cuerpos del ser. Alimentación equilibrada, un recto pensamiento  acorde a las leyes universales (resumidas a no hagas para los demás, lo que no te gustaría que te ocurriera a ti), recta conducta, rectas aspiraciones, un control de las tempestades astrales y/o sentimientos y un correcto conocimiento del ser.

Con esto no quiero decir, sacrificios, simplemente anuncio, ausencia de abusos. Estas ideas no son represoras, todo lo contrario, son liberadoras, hacia la libertad total del ser. No se trata de infundir miedos, sino de romper las cadenas.

Estas son las herramientas que dejo para que cada uno, desde su ser interno, medite sobre estos conceptos que hay detrás de las palabras y de las ideas abstractas que hay tras los conceptos y así seamos capaces de hallar la vibración de la felicidad en el interior. Hacia el nirvana, sería la idea de gozo total y/o felicidad continua…

h1

Descifrando el universo en S. XXI: Los sueños

marzo 8, 2012

Ha llegado el momento de adentrarse en el confuso y magnifico mundo de los sueños. Para iniciar este viaje hay que comprender el cerebro humano, o al menos, disponer de unas nociones básicas. Recomiendo la lectura del siguiente artículo sobre el cerebro humano http://descifrandoeluniverso.es/2010/08/31/descifrando-el-universo-en-el-siglo-xxi-el-cerebro-como-union-de-dos-mundos-energia-masa/.

Con estas nociones básicas del funcionamiento del cerebro, como un conector entre la mente, la energía y la materia, vamos a profundizar el momento del sueño, el impás entre realidades, el salto entre mundos.

Todos en alguna ocasión hemos soñado y recordado algo soñado. Sería más fácil de comprender con el símil de la mente como si de un ordenador se tratase. Mediante la neurosinapsis (movimiento de energía codificada como si de bits se trataran), se genera un entorno tridimensional o adimensional proveniente de la mente,  del cosmos, o de una mezcla de ambos, que somos capaces de ver, percibir, sentir, tocar e interactuar. Recomendaría ver la película Matrix, para comprender la hipótesis planteada en las líneas siguientes.

Para penetrar en este apasionante mundo lo haremos de una mano cogidos a la ciencia, mientras de la otra, acariciamos la metafísica. Los investigadores científicos del cerebro reconocen de 4 a 5 etapas diferentes en un sueño. En la etapa 0, pues hablaré de 4 etapas, sería el salto entre mundos o conciliar el sueño. Suele durar 10 minutos de media, y se conoce comúnmente como el punto en que te encuentras a medio camino entre dormido y despierto, sin entrar en, ¿cuando estás realmente dormido y/o despierto? Dejo la duda al lector. En la etapa 1, el llamado sueño REM (Random Eye Movement) ocurre aproximadamente de 90 a 100 minutos después de la iniciación del sueño. La presión sanguínea sube, la respiración y el ritmo cardiaco se aceleran y llegan a ser erráticos. Los músculos voluntarios en esta etapa del sueño se encuentran paralizados. También  conocida como sueño Delta y es la parte más restauradora del sueño. Es también la etapa en la cual  ocurren la mayoría de los sueños. En la etapa 2, se entra en un sueño liviano. El cuerpo se prepara para entrar en el sueño profundo. Lo que la ciencia ficción y el oso nos han mostrado como hibernación. Las etapas 3 y 4 se caracterizan por NREM, estas dos etapas involucran períodos de sueño profundo, siendo más intensivo en la Etapa 4 que en la 3. La temperatura del cuerpo baja y los músculos se relajan. Se encuentra completamente dormido. Estas etapas se repiten a lo largo del sueño de una noche. Hasta aquí la respuesta fisiológica del sueño. Se puede encontrar más información en documentos científicos y libros de medicina.

Pasemos a explicar los sueños de la mano de la metafísica sin olvidarnos de la ciencia. Es una realidad que todos soñamos. El hecho de no recordar lo que se soñó, no significa que no se haya soñado. No solamente todos los humanos, sino que de hecho todos los mamíferos pueden mantener el estado REM, que está asociado con los sueños. Es una función normal y necesaria del cuerpo (aunque los detalles, especialmente la razón exacta del por qué es importante, son desconocidos por la comunidad humana). Me atrevería a conjeturar un cambio de dimensión de nuestro Yo, manteniendo unido el cuerpo aún mediante el conocido cordón de plata.  Para una mente que sueña no existe noción alguna del tiempo, lo cual es parte de la experiencia de la mente consciente: simplemente no es necesario en el mundo de los sueños.

Ahora que he expresado la existencia de los sueños mediante una unión científico-metafísica, dejemos de un lado la ciencia y sumerjámonos profundamente en terreno metafísico. Sin olvidar, que la ciencia sólo dispone de 200 años de antigüedad, es una disciplina emergente que pretende dar respuestas a hechos que ocurren desde hace muchos millones de años, y aún es una bebé, comparado con la ciencia universal.

Hablemos de los tipos de sueños. Nos encontramos principalmente con cuatro categorías: los sueños lúcidos o conscientes, las pesadillas, los recurrentes y los proféticos.

Los sueños conscientes ocurren cuando el soñante se da cuenta que sueña en medio de su sueño. “Espera un momento, ¡esto es sólo un sueño!” La mayoría de los soñantes se despiertan una vez que se dan cuenta que sólo están soñando. Otros soñantes han desarrollado la habilidad de permanecer en el estado consciente de soñar. Pueden incluso llegar a ser participantes activos en su sueño, tomar decisiones en sus sueños e influir en el resultado de su sueño sin despertar.

Las pesadillas son sueños perturbadores que hacen que el soñante al despertar se sienta ansioso y asustado. Las pesadillas pueden ser respuestas a situaciones y traumas reales. Este tipo de pesadillas se clasifica en una categoría especial denominada Pesadilla de tensión Post-traumática (PSN). Las pesadillas pueden también ocurrir porque hemos ignorado o rehusado a aceptar una situación particular de la vida. La investigación ha demostrado que la mayoría de la gente que tiene pesadillas regulares ha tenido una historia familiar con problemas psiquiátricos, experiencias con drogas, personas que han contemplado el suicidio, y/o han pasado relaciones tormentosas. Las pesadillas son un indicio de temores que deben ser reconocidos y confrontados. Es una manera en que nuestro subconsciente da un aviso.

Los sueños recurrentes se repiten con poca variación en la historia o tema. Estos sueños pueden ser positivos, pero frecuentemente la mayoría de ellos son pesadillas. Los sueños pueden recurrir porque un conflicto plasmado en el sueño permanece no resuelto e ignorado. Una vez se ha encontrado una solución al problema, los sueños recurrentes pueden cesar.

Los sueños proféticos, conocidos también como sueños premonitorios, son los sueños que aparentemente pronostican el futuro. Una teoría racional para explicar este fenómeno es que nuestra mente es capaz de organizar en el subconsciente, información, observaciones y datos, que normalmente descuidamos o que no consideramos seriamente. En otras palabras, nuestra mente inconsciente sabe qué viene antes que nosotros conscientemente organicemos la misma información.

Llegados a este punto, después de  haber arrojado algo de luz, en la oscuridad del mundo de los sueños, un lector avispado se habrá percatado que este tema se puede perforar mucho más, mediante la metafísica, para adentrarnos en el mundo de la interpretación de los sueños, comprender revelaciones en sueños, y otros apasionantes temas que insto a que descubra por sí mismo.

Pues inicié el artículo diciendo que solo iba a acariciar el tema desde la visión metafísica.

Cada ser, desde su voluntad definida como la capacidad de elección, es libre para iniciarse en este sendero, que probablemente le llevará a nuevas lecciones y a otros horizontes para explorar, no sin advertir de los riesgos inherentes al mundo de los sueños, sus interacciones con otras fuerzas y/o energías, y otros peligros que atañen en dimensiones no físicas, aún muy desconocidas por la humanidad.

h1

Descifrando el universo en el siglo XXI: La teoría del todo o teoría M (versión 0.8 beta)

mayo 21, 2011

¿Cómo se logra una teoría que lo explica todo? ¿Cómo se unifica la cuántica y la relatividad junto a otras fuerzas para explicarlo todo? ¿Cómo se hace para que todo concuerde? ¿Quizás la teoría de cuerdas de 11 dimensiones y alguna variable extra sea suficiente? ¿El mundo es complejo o simple?



“Hay retos difíciles y locuras imposibles. Este artículo es una locura imposible que sólo un loco se atrevería a intentar. La locura de muchos es la sabiduría de pocos.”

“Es probable que no quede 100% explicado, pero qué gracia tendría dar todas las respuestas sin que mis lectores pudieran completar los acertijos que cifro en el artículo. Disfrutad.”

 

Empecemos por el principio o no tan principio. Hubo una gran explosión que los científicos llamaron BIG BANG. Hasta aquí fácil. Antes del BIG BANG había algo que personalmente llamo espuma espacio/temporal o materia exótica (una materia que no se ve afectada por ninguna ley física). Lo que podríamos llamar “eso que existe antes de la materia y de las subpartículas de materia”. Energía simplemente. Y una conciencia que quería nacer. Teniendo en cuenta que el tiempo no existe de forma lineal es fácil de comprender unas líneas más abajo. La energía se comprimió en un punto del multiverso para iniciar lo que conocemos como el mundo material. La energía comprimida empezó a crear subparticulas atómicas siguiendo unos factores fractales de ordenamiento guiados por algo que llamaremos cronos y caos, que son las fuerzas del desequilibrio. Para los científicos la entropía. Dicha acumulación de energía llegó a un punto que colapsó y explotó en una emanación de energía codificada según unos parámetros preestablecidos (leyes básicas para la estabilidad de la materia) y así surgió la materia tal y como hoy la conocemos. La vibración de dicha materia no surgió hasta que se pudiera sostener por si misma (es probable que hubiera algún intento anterior a nuestro BIG BANG que colapsó). Y allí se acabó juntando en lo que llamamos “átomos” que no son átomos, pero servirá. Más adelante, explicaré qué son cuerdas y la vibración necesaria para su equilibrio fue dada mucho después del BIG BANG. Una paradoja del tiempo que se resuelve fácilmente si pensamos en el tiempo como ciclo o con desfase espacio/temporal. Las distancias que limitan el movimiento de las partículas en el mundo material solucionan dicho problema. Hablamos de la tercera fuerza universal, el electromagnetismo.

Y ahora sí, hubo una gran explosión que dio lugar a la materia. Empecemos por lo más pequeño hasta llegar a lo más grande, la maquinaria cósmica. En el centro de la materia tenemos una singularidad o minúsculo agujero negro que sustenta lo que llamamos materia. Por encima de dicha singularidad. Algo que explicaré más adelante. Tenemos dos fuerzas que los científicos llaman entropía y tiempo, en las antiguas culturas cronos y caos. Estos creían que no sólo eran fuerzas sino conciencias. Independientemente del nombre, nadie puede negar que dichas fuerzas son las responsables del desequilibrio de la materia que la singularidad intenta sostener. En el ser humano se ve claramente el efecto de estas fuerzas en la piel y el paso del tiempo. Envejecer.

Antes de seguir vamos a negar la teoría atomista, para decir que la materia se organiza en forma de cuerdas. Para que nos hagamos una idea simple, imaginemos una cuerda de guitarra unida por los dos extremos que vibra en una nota, como si de un rosco vibratorio de tratara. Y según qué vibración tengan en conjunto los quarks, tenemos los diferentes tipos de elementos de la tabla periódica. El SPIN en física cuántica, que no es más que la rotación vibratoria de lo que los científicos de nuestra sociedad llaman quantums o quarks. Que son 3. Qué casualidad, como la singularidad y entropía y caos, formando un triángulo según ellos. Si tenemos 3 quarks vibrando para crear cada protón, neutrón, etc. no es difícil pensar que es una cuerda. Ahora que tenemos solucionado el problema de las partículas subatómicas, sólo hay que unir 2 cuerdas para crear el hidrógeno (energía electronuclear fuerte) y así sucesivamente. Y no es difícil pensar que los electrones no existen como tal y son la forma de enlazar dichas cuerdas para que puedan existir en equilibrio para dar la unión de partículas y para que así puedan crear estructuras más complejas (energía electronuclear débil). Diferenciales de energía. Variaciones de potencial. Si tenemos conocimientos básicos de electricidad, entenderéis lo que he dicho. Podría detallar más la estructura de cuerdas, pero me llevaría mucho tiempo. En estructuras más complejas actúan otras fuerzas que unen las estructuras moleculares pero no entraré en detalle.

Pues teniendo en cuenta que la materia muchas veces no se encuentra en las dimensiones espaciales que conocemos, porque en tan cortas distancias hay más dimensiones que las 3 que los ojos e instrumentos científicos nos permiten ver. Entrando en los problemas de dualidades onda-partículas, se resuelven fácilmente entendiendo que a tan pequeñas distancias hay 10 dimensiones espaciales de la materia. Y la singularidad pertenece a la 11ª. Esta última enlaza todo en lo que los científicos llaman entrelazamiento cuántico o unión de energía.

Avanzando a mayor a tamaño molecular obtenemos los planetas y soles. Que no son más que unión de materia siguiendo parámetros fractales de crecimiento gobernados por la tan conocida variable PI. De ahí la forma circular de ambos, incluyendo la expansión del universo en forma esférica. Estas agrupaciones de materia se unen para crear las conocidas galaxias (en forma de disco). Y paradójicamente en el centro de la galaxia vuelve haber un agujero masivo o una gran singularidad. Curioso ver cómo a gran escala y atomoescala la materia se comporta de la misma forma. He aquí que haya una unificación de la teoría de la cuántica y la relatividad. Unido ese agujero por una fuerza llamada gravedad, que no es más que la unión de muchas fuerzas a picoescala creando una fuerza mayor (Sumatorio de fuerzas electronucleares), esta fuerza no es más que la unión de muchas fuerzas a pequeña escala. Así conseguimos el equilibrio de las galaxias que giran (sin olvidar la variable de expansión de la galaxia para su sustentación, como una fuerza de repulsión no existente en el mundo material), como por ejemplo los planetas y los soles sobre su eje, tal y cómo hace la materia a pequeña escala. Spines a gran escala. Cuerdas bailando todas juntas para crear la armonía de las galaxias. Y muchas galaxias bailando tenemos el universo. Y muchos universos bailando, tenemos la teoría del multiverso enlazados por la 11 dimensión de los agujeros negros o canales cuánticos de enlace energético. Es más simple si se piensa que lo que hace un agujero negro en su interior es crear un big bag de la energía sobrante de una galaxia para dar inicio a otro universo. Está explicado en un artículo anterior: Alternativa al Big Bang. De esta manera unificamos todo lo que sería el mundo material. Pero queda mucho por explicar aún. Una vez hablado de las 4º fuerzas universales, las electronucleares, el electromagnetismo y la gravedad, hay que hablar de una 5ª fuerza, menos conocida por la comunidad científica, pero muy conocida por otras tendencias del conocimiento, sobretodo en culturas antiguas: el fuego sagrado. Éste unifica las cuatro fuerzas universales básicas (ya que hay dos más que nombraré más adelante), creando la sintonía entre ellas. No entraremos más en detalle porque sería hablar en términos muy metafísicos que no están al alcance de muchos. Son en total, 7 fuerzas universales.

Vamos por partes: primero la formación de los soles y planetas. Los soles son una unión de elementos ligeros que, por la gravedad que los mantiene unidos, emanan energía en forma de fusión nuclear. Estos astros también disponen de lo que llamaremos conciencia. Una conciencia que gobierna sus movimientos. Ahora hablamos de los planetas y satélites que cuentan con conciencia propia que decide su evolución, según unos patrones preestablecidos (normas básicas de equilibrio material). En los planetas también existen unas fuerzas con conciencia que ayudan a la creación de estos: son las llamadas fuerzas de la naturaleza o elementales, expresadas por las figuras elementales que dan lugar posteriormente la formación de la vida. Para simplificar, se trata de los precursores de las condiciones necesarias para la vida. Las fuerzas que ayudan a organizar la materia para propiciar vida en los planetas, separadas en cuatro elementos básicos que en la alquimia medieval se conocían y dominaban: el fuego, agua, tierra y aire. Estas cuatro fuerzas unidas y trabajando en equipo para lograr el equilibrio de la materia a gran escala dan lugar a la vida. La vida implícita en la creación de un planeta puede adoptar muchas formas y estructuras diferentes a tal y como conocemos la vida en la Tierra, que dependerá de los materiales depositados sobre las superficies planetarias. En nuestro planeta se organizaron según las formas de vida que estamos acostumbrados a ver (Carbono, hidrogeno, oxigeno en su mayor parte). Aquí entra otra fuerza en juego, llamada evolución, que sigue unos patrones de optimización, como si de un programa informático se tratara, para crear mayor eficiencia sobre las criaturas que viven un planeta. La evolución que podríamos llamar como otra fuerza con conciencia que intenta llegar al equilibrio de todas las especies que habitan la superficie planetaria, aun hablando de bichos o animales sin conciencia propia o capacidad de ser conscientes de su existencia. Por otro lado tenemos las especies con conciencia de su existencia y capacidad de razonar por individuos, un ejemplo de ello el ser humano, por tanto que la diferencia entre el ser humano y una colmena de hormigas no es tanta como nos imaginamos, ya que ellas razonan en forma de mente colmena o comunitaria y el ser humano es capaz de hacerlo por individual. Lo cual me lleva al siguiente apartado de evolución.

Hablemos de las especies que pueblan los planetas con conciencia de su existencia, es decir, con capacidad de saber que están vivos y por ello disponer de la libertad de elección de sus actos: la conciencia consciente. Aquí llegamos al ser humano en la Tierra o Gaia, una especie que la “evolución” y otros factores del desarrollo avanzado han dado lugar a la elección de sus actos tanto para equilibrar o desequilibrar un planeta. Animales racionales, nos definimos, con capacidad de razonar, llegar a conclusiones utilizando una lógica que no dista mucho de la que utilizaría una inteligencia artificial con lo que llamamos corazón, con capacidad de amar (amar al todo antepuesto al amor por uno mismo) y desear (amarse a uno mismo antepuesto a lo demás). Aquí entran en juego dos fuerzas más que forman parte de las especies con conciencia. Hablo de la fuerza del amor y la fuerza del deseo, como fuerzas opuestas o iguales que coexisten en todas las especies con conciencia. Los llamados animales raciones, alimentan dichas fuerzas. Estas dos fuerzas, muy superiores y anteriores al ser humano y a las cuales estamos sujetos todos los animales raciones del cosmos, guían nuestros movimientos y tenemos la elección a cuál de ellas regirnos o entender que ambas coexisten y equilibrarlas en nuestro ser (ser equilibrado). Como una lucha entre materia y antimateria en nuestro interior y de cada uno de nosotros está el esfuerzo de equilibrarlas. Es el mayor reto de un ser vivo con conciencia: Conocerlas, respetarlas, entenderlas y jugar con ellas en equilibrio o regirse solamente a una de ellas.

Hablemos ahora de las sociedades o especies de seres conscientes de su existencia. Pueblos unidos o no tan unidos luchando por un bien común o no: es la dualidad del universo expresado en una especie regido por las dos fuerzas universales del amor-deseo. Éstas son regidoras de su destino como especie. De la suma de los individuos depende su trascendencia como especie. Comprender, respetar y amar (de los diferentes tipos de amor hablo del amor universal) para ascender así como especie espacial material o trascender al mundo puramente energético sin materia. En nuestro caso, la ambición del ser humano nos lleva a la primera. Pero para ello, no significa que no se haya de descifrar, comprender y respetar todo para logar un “equilibrio” material.

Es el momento de hablar del eterno dilema filosófico entre si el individuo es malo por naturaleza o la sociedad lo corrompe. O la suma de individuos corrompa la sociedad y luego corrompen al individuo. Este dilema no es fácil de concluir pero extrapolando la situación a la humanidad nos encontramos un grupo de individuos que un día decidieron crear una sociedad. Poco a poco esta sociedad fue cambiando, como todo está en constante evolución o involución. A las sociedades y los individuos que las habitan no están exentos de estos cambios. Podríamos decir que depende de los individuos la maduración de la sociedad. Como si de un camino ascendiente o descendiente de la suma de las acciones de los individuos y, sobre todo los que por democracia o por la fuerza, dirigen las sociedades hacen que esta evolucione o decaiga. Pero esto no exenta de la culpa a cada individuo de dejarse corromper por una sociedad corrupta o buscar un cambio que haga evolucionar la sociedad. Concluyendo que por muy corrupta que sea una sociedad, el individuo tiene la elección de corromperse como la sociedad o mantenerse al margen de dicha corrupción y buscar métodos para hacer que los demás individuos cambien la sociedad. (De la educación hablo). De la misma forma que en una sociedad idílica o utópica (en caso que existiera, hoy en día no existe) podría intentar corromperla por sus deseos de afán individualista y poder. Llegando a la conclusión que ni el ser humano es malo por naturaleza, ni la sociedad lo vuelve malo. Para simplificar de casa individuo, en su interior radica la dualidad del bien y el mal (dualidad del universo en uno mismo), y sus acciones determinarán su postura. Independientemente del exterior. Se trata de una lucha interior individual.

Llegamos a la discusión también eterna de la violencia o la diplomacia. (Otro dilema dual del universo). La violencia justificada para llegar a la paz o la paz se consigue con diplomacia y educación. Difícil decisión que ha llevado a las especies con conciencia a muchos conflictos bélicos inútiles justificados por escusas falsas o nombrando a religiones, e incluso profetas para exculpar culpas a los creadores de conflictos. Sin entrar en mucho detalles, citaré que toda guerra es inútil o innecesaria y solo hay una guerra justificada. Una guerra basada en la reacción a una acción opresora para conseguir la libertad de un pueblo. Siempre es la mano y no el puñal. Siguiendo estas dos máximas, se consigue la verdadera paz, solo justificando la violencia como última acción consensuada por toda una sociedad para lograr la liberación de esta en caso que otra la intente oprimir. Todo lo demás, está de más. Las armas son innecesarias entonces, salvo que se requiera una intervención en caso que la diplomacia fracase por el afán de unos de la opresión de otros, ya sea por cuestiones, políticas, territoriales o recursos. Suelen ser los motivos que intentan justificar las guerras. Con diplomacia se solucionan dichos problemas mediante el trueque o intercambio en caso de recursos. En cuestiones políticas y territoriales hay que aplicar diplomacia. Solo se va a la guerra por cuestiones individualistas de afán de falso poder. Incluso algunos ilusos justifican una guerra por el amor. Una paradoja tan absurda que voy a omitir, pues una especie racional, entiende que este tema no se ha de solucionar con violencia.

Comentemos la dualidad del multiverso más allá de las especies con conciencia. En todas las conciencias y formas de vida hay una fuerza que une dicha dualidad: el amor. En el caso del ser humano, los hombres y las mujeres. En el caso de las demás conciencias la fuerza que las une es la misma, pero ambigua de entender o explicar. Más fácil de imaginar: siempre se agrupan en sistemas duales o binarios. Incluso las estrellas, por poner un ejemplo a gran escala, suelen formar parejas para mantener el baile cósmico en armonía. Hay casos diferentes como estrellas unitarias (como se cree del Sol. Quizá algún día la ciencia encuentre la estrella que da la dualidad al SOL.) Hay un caso extraño como el cinturón de Orión.

El cinturón de Orión lo forma un sistema ternario, pero la mayoría de ocasiones es binario. Es curioso ver otros ejemplos que van desde la atomoescala (hidrogeno, unión de un protón y neutrón) hasta los soles pasando por personas, o las conciencias de la naturaleza (se dice que las fuerzas elementales también disponen de sexo, masculino y femenino, para que nos entendamos en lenguaje humano estándar). Es como si según la matemática se cumpla que 1 es ½ + ½ y que 1+1=2 y 2/2 = 1. Llegando a la conclusión que 2 realmente no es más que 2 mitades de 1.

Cuando se les da conciencia a las especies para su evolución, ésta puede ser ascendente o descendente. Involución o evolución. Y de ellas depende, llegar a la harmonía o perecer en el caos.

Avanzando un poco en la teoría del todo, para que las especies conscientes no generen un desequilibrio que la propia maquinaria no pueda reparar, existen seres (que llamaremos controladores de conciencias) equilibradores, que son conciencias con cuerpo físico con el control de todas las fuerzas anteriormente nombradas para lograr que todo siga equilibrado. Gente que dedica su vida a llevar el control en los planetas y educar a las demás conciencias para que respeten el equilibrio del sistema solar: profetas, ilustrados, Dioses (buda en representación del equilibrio en el sistema Solar)… no importa el nombre que se les da, sólo es un título). Más allá de todo esto, existen unas conciencias absolutas que controlan toda la maquinaria de una galaxia y, por encima o al mismo nivel (llegados a un punto de cognición avanzada se entiende el consenso para el equilibrio), una conciencia del universo o cósmica. Es lo que llamaremos la conciencia del arquitecto cósmico: que entiende y comprende todo lo anterior, respeta a las conciencias equilibrantes de los sistemas solares y demás galaxias, en lo que llamaríamos un rey de la republica galáctica.

Y esto es todo bajo mi humilde punto de vista. Esperemos hayan disfrutado este viaje del conocimiento.

“La metafísica ha hecho mella en este artículo pues con 400 años de imaginario de nuestra deficiente ciencia actual no son suficientes para explicar algo tan complejo o simple, según como se mire. Pues todo son variables de una ecuación que se ha de balancear para lograr el equilibrio cósmico.”
Resumiendo, la tercera ley de Newton lo deja muy claro: Acción, reacción, repercusión! Y así funciona todo. Si “algo o alguien” inicia una acción que desequilibra la ecuación cósmica del equilibrio, el propio universo intenta volverse a equilibrar con una reacción opuesta para volver a estar en sintonía o vibración harmónica, tal y como dejaron entrever en sus escritos los filósofos de la antigua Grecia como última opción, ya que el cosmos da la libertad al individuo para no liarla parda.

Y si entrar en mucho detalle, voy a ir un poco más atrás en la historia de los griegos, donde una cultura sabia permitió a los griegos llegar al conocimiento “absoluto”, un conocimiento proveniente de una civilización “extinta”, o no tan extinta.

Las Siete Leyes Universales:

“Los principios de la verdad son siete. El que comprende esto perfectamente posee la clave mágica ante la cual todas la puertas se abrirán de par en par…”

1. El Principio de la Sabiduría o comprensión. El Universo es inteligente y bien intencionado. Todo lo creado está involucrado en todo. Todo está relacionado en forma lógica, y todo tiende al Bien o equilibrio.

2. Principio de Correspondencia o entrelazamiento cuántico. “Todo tiene que ver con todo”; cualquier aspecto de la vida que analicemos está relacionado con los otros aspectos de la vida. Esta relación es RECÍPROCA. Tanto se da, tanto se obtiene. Los fenómenos que conocemos tienen la misma dinámica que los que no conocemos. Las mismas leyes lo rigen todo en todos los lugares.

3. Principio de Vibración (la teoría de cuerdas). En el universo todo vibra y mediante esta vibración todo se vincula e inter influye o conecta.

4. El Principio de Polaridad o Dualidad. En el universo todo es doble, tiene su opuesto, y su opuesto es su complemento, no su antagónico.

5. Principio del Ritmo o Música. En la naturaleza todo es flujo y reflujo, como las ondas, como las olas, si hay cresta, hay vano, si hay vano tiene que haber una cresta. Todo vibra; es el movimiento de la Vida. Al haber vibración tiene que haber ritmo. El equilibrio rítmico trae compensación en todas las cosas.

6. El Principio de Causa y Efecto (acción-reacción). Nada de lo que ocurre en la vida, en las personas, en las cosas, ocurre porque sí; sin razón. Todo tiene una causa; no hay causa sin efecto ni efecto que no tenga una causa, en lo físico y en lo espiritual.

7. El Principio de Generación o Creación. Todo lo que existe tiene su opuesto y todo lo opuesto produce generación.

h1

Descifrando el universo en el siglo XXI: El tiempo. Viajes y paradojas.

octubre 5, 2010

¿Qué es el tiempo? ¿Cómo funciona? ¿De forma lineal, cíclica, discreto, continuo? ¿Es posible viajar en el tiempo?  Si viajamos al pasado y matamos a nuestro abuelo ¿naceremos?

La vida es, entre otras interpretaciones, la suma de instantes de tiempo en los que estás habitando la Tierra. Podríamos decir que la media de vida o esperanza de vida del ser humano varía dependiendo del lugar del planeta donde vives; condicionada por el clima, educación, alimentación, sanidad, azar o destino entre otros. Esta baremo en la Europa del siglo XXI está fijada en 78,4 años, es decir, 2472422400 segundos –en algunos lugares puede ser la mitad-.

Ahora que tenemos definido la cantidad de segundos que tiene la esperanza de una vida media –en concreto la europea, por ejemplo- y podemos comprobar cuantos recuerdos y situaciones, decisiones, pensamientos, ocurren en un segundo, podemos entender el tiempo o la percepción del tiempo por parte del cerebro humano.

Si hablamos de la edad del universo, se cree que es de 13,7 billones de años. La primera idea que viene a la cabeza, pues, es lo insignificante que es el tiempo de la vida humana comparada con el universo.

Vamos a intentar explicar el tiempo del universo, cómo se comporta. Según Max Planck, un alemán del siglo XIX que teorizó la mecánica cuántica, el tiempo en la materia son sucesiones de estados cuánticos. Es decir, no es continuo: funciona a pulsos. Para entendernos, es como ir al cine para el humano, la vida y el tiempo transcurren como una película, cuando en realidad son imágenes fijas (fotografías) que cambian de estado muy deprisa, creando la falsa realidad del movimiento y continuidad temporal.  Sin embargo, en el universo, el tiempo no existe como la percepción humana lo ha interpretado: simplemente se comporta como un grafo de estados que puede viajar hacia delante, hacia atrás o con varios saltos entre estados alejados.

La teoría de la relatividad nos ofreció la posibilidad, mediante ecuaciones, de creer que viajando a velocidades aproximadas a la luz, se podría viajar al futuro. Años más tarde, la Nasa hizo un experimento para comprobar si Albert Einstein tenía razón. El experimento fue sincronizar dos relojes atómicos. Uno lo dejaron en la superficie de la Tierra y otro fue enviado mediante un cohete espacial al espacio. La sorpresa fue que efectivamente, el tiempo pasó de diferente modo en los dos relojes:

El que había viajado al espacio presentaba un desfase respeto al terrestre. Para el de la nave espacial, el tiempo había pasado más despacio, volviendo al futuro al regresar a la Tierra. Hay que decir que fue un desfase apenas apreciable en tiempo, debido a que de momento no conseguimos alcanzar más de un 20% de la velocidad de la luz.

Viajar al pasado es un tema complejo y cargado de paradojas. Teorizado está el viaje al pasado. Hay varias posibilidades: el uso de agujeros de gusano, mediante electromagnetismo, usando láseres para curvar la luz, entre muchas otras narradas en la ciencia ficción desde hace más de 200 años,  El científico, Ronald Mallett, de la Universidad de Connecticut, basa su propuesta de máquina del tiempo en la famosa ecuación de Einstein, que establece la equivalencia entre masa y energía. Para curvar el tiempo, su dispositivo utiliza, en lugar de objetos masivos, energía luminosa, en la forma de haz de rayos láser. Nos encontramos, pues, experimentando con el tiempo. Ahora bien, la posibilidad de viajar al pasado conlleva algunos problemas.

Tan profundos son dichos problemas físicos y filosóficos del viaje en el tiempo que Stephen Hawking, de la Universidad de Cambridge, ha propuesto una “hipótesis de protección de la cronología”, según la cual la naturaleza encontrará siempre un modo de impedir los lazos causales no consistentes.

Puesto que tales lazos no contradicen la propia teoría de la relatividad, la protección de la cronología necesitará alguna otra teoría que los impida, quizá la teoría cuántica. La resolución de esta cuestión tal vez deba esperar a que los físicos construyan una teoría unificada que incluya la relatividad general y la teoría cuántica.

Pensemos un momento qué ocurriría si viajo al pasado y mato por accidente a mi abuelo. No nacería, porque mi abuelo no fecundaría a mi abuela, impidiendo el nacimiento de mi madre o padre, ergo yo no podría existir. Y si no existo, ¿cómo puedo viajar al pasado para matar a mi abuelo? Esta cuestión da como resultado la protección de la cronología o la imposibilidad de hacer cambios en los lazos de causalidad.

Sin embargo, es factible pensar que se puede observar el pasado y el futuro mediante energía como pretende probar en la actualidad Ronald Mallett mediante su experimento. A través de este sistema, según fuentes de los investigadores a cargo del proyecto, sólo se podría viajar al pasado hasta el momento que la máquina fue encendida por primera vez, y no transportar materia ni información, sólo en modo observación. Esto hace desvanecer alguna paradoja temporal, ya que no podrás matar a tu abuelo, antes de inventar la máquina y viajar al pasado, con lo cual el invento de la máquina pasaría a formar parte de la causalidad del universo. Este hecho, crea entonces un problema con la mecánica cuántica que nos dice que el observador externo no existe, porque al observar interactúas inevitablemente con el sistema.

Es posible que durante este siglo la ciencia compruebe por primera vez en sus 200-300 años de historia –al menos, tal y como entendemos el imaginario actual de la ciencia-, el primer viaje energético al pasado. Un gran logro para la humanidad. Comparable, quizá, al invento de la rueda en su época.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 92 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: